martes, 9 de octubre de 2012

EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE SOROLLA: SU MUJER


Desde que Sorolla conoció a  Clotilde, los dos eran adolescentes, no se separaron. Esta mujer lo fue todo para el pintor: esposa, musa, su modelo favorita, la madre de sus tres hijos y hasta su minuciosa contable, el pintor  la llamaba “mi ministro de hacienda” 
En este cuadro consigue que las sábanas satinadas de color rosáceo junto  al sensual cuerpo de Clotilde sean los auténticos protagonistas del cuadro, la luz ilumina de forma brillante los tonos blancos y rosas pero pierde intensidad al  acariciar el cuerpo desnudo.
La evocación a la Venus del espejo de Velázquez, la sensualidad, delicadeza y atractivo irresistible, invita al espectador a pasear la mirada por toda la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario